Bonnie fue rescatada de una colonia donde malvivía, y operada de urgencia de una gran hernia que le estaba quitando la vida. Costó muchísimos meses que se adaptara a una casa ya que era muy salvaje pero poquito a poco lo fue consiguiendo, aunque sigue siendo un poco temerosa con las personas. Le encanta jugar y saltar como un monito y es una experta ladrona de boligrafos🤣. Tiene 1.5 años. Testada: negativa.
Adaptada para convivir con perros y gatos